Virgen María Apariciones Santo Rosario Devoción a la Virgen del Carmen

DEVOCIÓN EN CHILE

Cuando llegaron los frailes de la Orden de San Agustín a Chile el año 1595, iniciaron la propagación de la Virgen del Carmen creando varios años más tarde la primera cofradía. Su imagen fue usada como patrona del Ejército Libertador de Chile y Argentina.

El 5 de diciembre de 1811, José Miguel Carrera y Bernardo O’Higgins celebraron una misa de acción de gracias en nombre de la Virgen del Carmen. Más tarde, el 5 de enero de 1817 es José de San Martín quien la declara oficialmente “Patrona del Ejército de los Andes”, colocando el bastón de mando en la mano derecha de la imagen religiosa. En las vísperas de la batalla de Chacabuco, O’Higgins la proclama “Patrona y Generala de las Armas Chilenas”.

Ante el inminente desenlace final de la guerra de la independencia, tras diversas victorias realistas, se realizan súplicas en la Catedral de la ciudad rezando por la victoria de las tropas patriotas. Allí, O’Higgins, Director Supremo del país, promete la construcción de un templo en honor a la Virgen, en el lugar donde se asegure la independencia de Chile: “En el mismo sitio donde se dé la batalla y se obtenga la victoria, se levantará un Santuario a la Virgen del Carmen, Patrona y Generala de los Ejércitos de Chile, y los cimientos serán colocados por los mismos magistrados que formulen este voto, en el mismo lugar de su misericordia, que será el de su gloria”.

El 5 de abril de 1818 los patriotas obtienen la victoria en la llamada batalla de Maipú lo que aseguró la independencia chilena. O’Higgins, cumpliendo con su promesa, ordenó la construcción del Templo Votivo en la actual comuna de Maipú. Su festividad, el 16 de julio, es celebrada en el país desde 2007.