Virgen María Apariciones Santo Rosario Devoción a la Virgen del Carmen
NUESTRA SEÑORA DE LA LUZ ZEITOUN (1968, Egipto)

La Virgen María también se apareció en Zeitoun, Egipto, flotando por encima de la Iglesia Cóptica de San Marcos, un altar dedicado a la Sagrada Familia, la que
-de acuerdo a la tradición- descansó en ese lugar durante su estadía en este país.

La primera aparición fue el día 2 de abril de 1968. La Virgen se manifestó sobre el techo de la iglesia arrodillada (como invitando a la oración) y rodeada de luz. El primer hombre que la vio fue un musulmán, Farouk Nohammed Ata, quien estaba siendo tratado de gangrena. Al día siguiente, cuando fue al hospital para otra operación, le descubrieron y certificaron que estaba totalmente sanado (según reporte de Watani, un periódico egipcio, el 21 de abril de 1968). Otra mujer devota la vio y la reconoció como Nuestra Señora, como la Virgen María.

Fueron cientos de apariciones ocurridas por las noches, todas acompañadas de una gran luz. Largas multitudes acudieron a verla, algunas veces hasta 250.000 personas: cristianos, judíos, musulmanes, no creyentes y muchos otros. Fue un regalo de la Virgen para todas las naciones. Las apariciones terminaron en 1971, dejando una atmósfera de unidad y paz; mucha gente recibió sanaciones milagrosas.

Las apariciones fueron autorizadas primero por el Patriarca de la Iglesia Cóptica en Egipto, y después recibieron aprobación de la Iglesia Católica Romana. En mayo de 1968 el Papa Paulo VI las aprobó como una visitación de la Madre de Dios. Algo muy importante de estas apariciones es el hecho de que la Virgen María fue visible por todas las personas presentes y permitió que se le tomaran fotografías. Aunque no dejó mensajes, la Virgen se manifestó muchas veces en posición de rezar como si nos estuviera invitando a hacerlo.
Hoy la Iglesia Cóptica celebra 32 días en honor de la Bendita Virgen María. El último día cae el 2 de abril, y conmemora a la Virgen con el título “Nuestra Señora de la Luz”.