Virgen María Apariciones Santo Rosario Devoción a la Virgen del Carmen

NUESTRA SEÑORA DE LOURDES (1858, Francia)

En el año 1858, la Virgen María, con el nombre de Nuestra Señora de Lourdes, se le apareció 18 veces a Bernardette Soubirous, una joven de escasos recursos y mala salud, en la gruta de Masabielle, cerca de Lourdes en Francia. La Virgen le pidió que se le construyera una capilla en el sitio de las apariciones y cuando Bernardette le preguntó su nombre ella le dijo “Yo soy la Inmaculada Concepción”.

María le pidió a Bernardette que lavara su rostro en la fuente, pero no había ninguna fuente allí, entonces Bernardette cavó un hueco en el suelo y con agua barrosa se lavó su rostro mientras la gente la ridiculizaba. Sin embargo, de ese lugar brotó la famosa fuente de agua milagrosa que tiene atributos de sanación. Mucha gente enferma se ha bañado allí en esa agua y han habido por lo menos 64 sanaciones milagrosas documentadas.

Millones de personas de todas partes del mundo van a Lourdes anualmente con la esperanza de obtener ayuda de la generosa Madre de Dios. Bernardette se hizo religiosa, murió a la edad de 35 años y su cuerpo se conserva aun incorrupto. Fue canonizada el 8 de diciembre de 1933.